¿Y POR QUÉ NO?

COMPARTIR. Con el resto del mundo, con nuestro entorno, con nuestro barrio... 

COMPARTIR. Con compañeros que sienten sensaciones parecidas a nosotros, anhelos educativos similares a los nuestros...

COMPARTIR. El esfuerzo, la ilusión y el trabajo bien hecho de los niños, que suele quedarse muchas veces sólo en nuestras aulas...

COMPARTIR. Experiencias, formas y fórmulas de aprendizaje, metodologías diferentes que gustan a l@s niñ@s...que funcionan...

COMPARTIR. El gusto por la escucha, el ritmo, la creación...el gusto por el arte, la música...

¿Y POR QUÉ NO COMPARTIR...?

Eso es...USERA SUENA